sábado, 8 de noviembre de 2008

El salto





Es materia común

de hombres

derrumbarse


Hundido

en la ciénaga

mira hacia arriba

la Estrella de la Mañana

guía sus oficios,

Entre el barro y el mediodía

hay una cuerda

tensísima

y tendida en alto

(como pensaba Kafka)

La prueba diaria,

saber

que se camina

para tropezar

y de vuelta a levantarse


Escandaloso

trompo de la paradoja

gira, gira, gira.

2 comentarios:

Alejandra dijo...

Ecce, sublime tu poesía. No es un enrosque florido que teje melodías sencillas, ni un vuelco desenfrenado de impulsos e instintos pujando por salir, es trabajo pensado, analizado en cada palabra, cada forma, cada coma; y como su autor deja su impronta en quien tiene el placer y el honor de acercarse a ella.
Gracias por ofrecernos tu labor.

Alejandra Schnorr

Insomnya dijo...

este es uno de los poemas que más me ha gustado!
hermoso y profundo.
L.S.